FOMENTO DE LA LECTURA·Recomendaciones

Tararí que te vi y otros relatos, de Pilar López Ávila: un libro de cuentos para empezar las vacaciones

Coro C.

Acaba de llegar a nuestra biblioteca el último libro de nuestra compañera Pilar López Ávila, Tararí que te vi y otros relatos, que se ha presentado en la última edición de la Feria del Libro de Cáceres y que está ilustrado por María Polán. Conocedores de su ya larga trayectoria dentro de la literatura infantil y juvenil, y quizás también movidos por su título que recoge esta expresión tan popular, mezcla de humor y juego, es normal que los lectores nos acerquemos al libro pensando que vamos a encontrar en él una serie de relatos para niños, pero no, estamos ante un libro de cuentos escrito -como todos los libros de cuentos- para todas las edades.

Precisamente podríamos decir que el eclecticismo, concretado en la mezcla de temas y estilos, es el rasgo principal que asoma tras su lectura. Así, nos encontramos relatos escritos en primera persona y otros narrados desde una perspectiva externa; hay cuentos en los que predomina el tono burlón y humorístico, como el primero de ellos, que le da título al volumen, y otros que están recorridos desde el principio hasta el final por un toque eminentemente lírico, nostálgico y compasivo ante la condición humana. Son ejemplos de estos últimos los cuentos titulados “Donde dice que me ama” o “Invierno en Almoroquí”, dos de mis preferidos. En ambos los personajes protagonistas son mujeres que sufren las consecuencias del azar, algunas veces, y de las circunstancias que les ha tocado vivir, otras. La autora se sitúa en estos cuentos como portavoz de estas mujeres a las que la vida no ha tratado bien, pero que se sobreponen a la amargura blandiendo la bandera de la esperanza y el amor.

Un soplo de aire fresco recorre el libro de manera alterna al encontrarnos intercalados con los cuentos a los que antes me he referido una serie de relatos divertidos, de tema desenfadado y nutridos de buenas dosis de surrealismo, en los que la realidad se mezcla con la ficción y en los que, por lo tanto, todo es posible. Son cuentos de tintes vanguardistas, como “Amor desenchufado” o fantásticos, como “Criaturas imaginadas en los túneles del metropolitano”.

Y, como no podía ser de otra manera, siempre está presente, de una manera u otra, en este libro la Biología, el mundo animal y el vegetal, unas veces alcanzando todo el protagonismo del relato, como es el caso del periquito parlanchín del primer cuento; en otras ocasiones, como representaciones de rasgos de los seres humanos, como podemos ver en el último cuento titulado “Rara avis”, dedicado al mirlo blanco como símbolo de lo especial y único que hay en cada uno de nosotros.

Todos estos rasgos se mezclan, a mi juicio, en un cuento muy especial, buen ejemplo de las diferentes líneas narrativas que encontramos en el volumen; me refiero al titulado “Sorprendentes hallazgos sobre la papaveritis”. El cuento está narrado con el tono expositivo de una noticia o un ensayo, sin embargo, los sucesos que en él se cuentan son fantásticos y surrealistas. El mundo femenino aparece en perfecta simbiosis con el mundo vegetal, y la mirada divertida y profundamente humana de la autora transforma las enfermedades vegetales que algunas mujeres contraen en una manifestación más de lo extraordinario que se esconde en ellas. Porque no es ningún problema que, al morder una semilla de amapola, a la protagonista le crezca una flor entre los dos incisivos inferiores; al contrario, es la ocasión para que su amante le retire cuidadosamente la amapola en cada beso y la coloque tras la oreja o sobre el pelo de la chica a modo de tocado.

Cuentos de animales, cuentos de personas y de plantas. Amor y humor. Realidad y ficción. Una buena combinación de ingredientes para empezar nuestras vacaciones de verano.

COMER Y LEER·FOMENTO DE LA LECTURA

Cerramos el curso en Comer y Leer con Leonardo Padura

Mercedes Espinosa

El día 24 de junio volvimos a reunirnos el grupo de lectura Comer y Leer. Esta vez fue de verdad, como antes de la pandemia. No nos veíamos a través de una pantalla. Podíamos besarnos y abrazarnos, aunque con mascarillas. Nos sentíamos.

Hubo ausencias, una muy dolorosa.

Hablamos mucho, teníamos ganas de saber cómo nos iba. Hablamos también de Como polvo en el viento de Leonardo Padura, el libro que teníamos para esta sesión. Quizás expresamos menos ideas que cuando las reuniones se hicieron frente al ordenador. Habrá que buscar alguna fórmula, porque tenemos mucho que decir, y ese intercambio se hace muy enriquecedor. Pero por esta vez nos lo perdonamos.

Padura ha construido un cuento con los palos que la realidad de la isla le ha dejado. Retrata a unos jóvenes que nacieron a finales de los cincuenta, unos jóvenes que disfrutaron y sufrieron la Revolución castrista. Se conocieron en el preuniversitario y formaron el Clan, como uno de ellos bautizó al grupo. Vivirán una amistad rotunda. En su mayoría eran hijos de familias adeptas al nuevo régimen, entregadas a él, pero del que poco a poco fueron  sintiendo un justo desapego. Aunque no faltaba el estudiante brillante de extracción social baja, pero al que el gobierno igualitarista sostenía por sus méritos.

Entre la llamada telefónica que abre la novela y una visita ya al final transcurren solo 27 días. En medio, despertado por la visión de una fotografía, mucha vida. Nos movemos adelante y atrás en el tiempo.

Aquellos jóvenes vivirían una experiencia complicada que será lo que articule la trama. Empujados por la tragedia, por el desengaño, por el miedo;  estalló la diáspora y algunos emprendieron el camino al exilio, donde nunca consiguieron echar raíces, porque sus raíces las habían dejado para siempre en Cuba. Su deriva se confundió con la del país.

“¿Qué nos ha pasado?”. Es una pregunta recurrente en la obra, muchos de los protagonistas la lanzan a las páginas de la novela. “Nos ha pasado que perdimos”. Contesta algún personaje. Sus sueños se habían convertido en pesadillas.

Se comentó entre nosotros que Padura pasa suave sobre el tema político, pero creo que cuando plantea el exilio de los hijos, se muestra muy crítico. Estos abandonan el país por razones diferentes a las de sus padres: Se van de Cuba “(…) porque no resistían más vivir en un país que ni Dios sabe cuándo se va a arreglar y de donde la gente se va hasta por las ventanas porque allá están empeñados en arreglar las cosas con las mismas soluciones que nunca funcionaron…”. Buscan nuevos universos de expansión material o intelectual.

“—Aquello no lo entiende ni Dios y no lo arregla ni Dios…”. Lo resumía así un personaje: medicina de calidad, salud pública envidiable, pero farmacias desabastecidas; teléfono o electricidad baratos, pero cortes y poca potencia. Alguien había decidido que un cubano no tendría un móvil o un acceso fácil a Internet.

FOMENTO DE LA LECTURA·PROYECTO LIBRARIUM 20-21

Entramos en contacto con el Proyecto Bubisher

Nuestro Proyecto Librarium tiene como tema central este año la RESILIENCIA, o sea, la capacidad de afrontar las adversidades y de superar las dificultades que todos, individualmente y como sociedad, nos vamos encontrando. Tirando de este hilo hemos llegado hasta el Proyecto Bubisher, que promueve la creación de bibliotecas y bibliobuses en el Sáhara. Los escritores Gonzalo Moure (cuyo libro Palabras de caramelo hemos leído en clase de Lengua), Mónica Rodríguez y Ricardo Gómez abanderan este proyecto que nació del deseo y la necesidad de reforzar y recuperar la enseñanza del español y para ello se han centrado en los siguientes objetivos: llevar libros a los niños y a adultos, fomentar la lectura en las escuelas, crear clubes de lectura, colaborar con los maestros en las escuelas y formar monitores capaces de transmitir a la población joven el deseo de aprender. Sin duda, estamos ante un claro ejemplo de resiliencia y superación de unas condiciones extremadamente difíciles para el acceso a la cultura y la formación.

Nuestros alumnos de 1º ESO B han dado hoy el primer paso en su deseo de colaborar con este proyecto: hemos celebrado un encuentro virtual con alumnos del IES Al-Qázeres que, bajo la coordinación de su profesora de Lengua Mariluz Domínguez, ya habían trabajado con Bubisher con anterioridad. Ellos nos han contado su experiencia, las ideas que pusieron en marcha, sus motivaciones, y nos han animado a implicarnos para aportar nuestro granito de arena a este proyecto que pretende mejorar las oportunidades que los niños y niñas saharauis tienen de acceder a la lectura. Parece ser que nuestros alumnos quieren recaudar dinero para adquirir 20 ejemplares del libro Arena y Agua, cuya autora es Mónica Rodríguez, y que está ilustrado por Ester García. Los fondos estarían íntegramente destinados a las bibliotecas y bibliobuses en el Sáhara. Pero no quiero adelantaros nada. Ya os seguiremos contando…

Coro C.

FOMENTO DE LA ESCRITURA

Las palabras son un arma cargada de futuro

Al llegar hoy al instituto, nos hemos encontrado con esta sorpresa en el vestíbulo: una exposición de los trabajos realizados por nuestros alumnos bilingües de 4º A y B que, poniéndose en la piel de un soldado de la I Guerra Mundial, escriben cartas en inglés desde el frente de batalla o desde la retaguardia contando su experiencia. La actividad está coordinada por Isabel Marcos Vázquez, alumna del Máster de Formación del Profesorado, que realiza sus prácticas en nuestro centro bajo la tutoría de nuestra compañera de Historia Josefina Durán. Una magnífica actividad de fomento de la escritura y de educación en la empatía. Enhorabuena a las dos.

Coro C.

Nuestra compañera en prácticas Isabel Marcos Vázquez

FOMENTO DE LA LECTURA·PROYECTO LIBRARIUM 20-21

Clara Rodríguez nos acerca a la Filosofía con El mundo de Sofía

Pasión por leer, por conocer, por saber más. Además de inteligencia, sencillez y ternura, esto es lo que desprende nuestra alumna de 4º de ESO E Clara Rodríguez Ortega en su reseña de la famosa novela de Jostein Gaarder. Es un lujo tener como alumnos a chicos y chicas que se enfrentan a su proceso de crecimiento y de acceso a la madurez interrogándose acerca de sí mismos y del mundo que nos rodea, que no se conforman con los contenidos a los que tienen un fácil acceso o que les proporcionamos los profesores en las clases, sino que buscan por sí mismos saber más. Que encuentren algunas de las respuestas a sus preguntas en la Filosofía, ahora que lo que más vende es el conocimiento rápido, simple, inmediato y visual, es una verdadera lección para todos nosotros. Y que nuestro Proyecto Librarium haga visibles estas magníficas facetas y cualidades de nuestros alumnos es una gran satisfacción.

Coro C.

COMER Y LEER

En abril, Comer y Leer redescubre Corazón de Ulises

Coro C.

El pasado sábado 17 de abril, a pesar de la radiante primavera que nos tentaba a todos a lanzarnos a la calle o al campo para disfrutar del aire libre y del sol, celebramos una nueva sesión virtual de Comer y Leer, dedicada esta vez al libro del recientemente fallecido Javier Reverte Corazón de Ulises. Cerramos la sesión anterior con el deseo lanzado por Irene de acercarnos a la literatura de viajes y saborear así, a través de la palabra escrita, el placer ahora tan codiciado de estar fuera, de hallarnos en otro sitio, de viajar y salir de la rutina y de lo eternamente igual y conocido. Aceptamos entonces encantados la propuesta de Julio, quien nos invitaba, con la lectura de este libro, a rendir un pequeño tributo a este escritor y periodista, que hizo de la literatura de viajes su profesión y su más apasionada afición.

De la obra de Reverte nos asombra esa mezcla, aparentemente natural y sencilla, de humor e ironía con una abrumadora documentación; los comentarios que podrían resultar desmitificadores, irreverentes o incluso políticamente incorrectos con la reflexión profunda acerca de temas que hoy nos hacen pensar a todos, como el turismo de masas, la emigración, la historia de los eternos conflictos entre los países, la democracia, el papel de la filosofía en el mundo actual… Y de su voz narrativa nos queda en los oídos el relato de un escritor sencillo que transmite el placer de lo pequeño, del encuentro con seres anónimos -ese Dimitri recitando en griego clásico el comienzo de la Odisea, por ejemplo- que ya nos son familiares porque él los ha hecho únicos.

Ya al final de la sesión nos centramos en la figura de Alejandro, cuyo magnetismo como personaje histórico lo convierte para nosotros casi en un mito, aunque precisamente lo que destacamos de él es su increíble modernidad y su visión de futuro, su concepción de un mundo abierto y diverso donde todos tenemos cabida, pues como afirme Reverte, “creía en un reino multiétnico, multicultural y multirreligioso. Admiraba las civilizaciones de los otros pueblos “bárbaros”. No distinguía a los hombres por el color de su piel, sino por sus cualidades. Y aunque creía en la superioridad cultural del mundo griego sobre todos los otros, pensaba que el helenismo podía convertirse en un instrumento con valor universal, al servicio de la humanidad entera”. Y es que, como apunta Mercedes, de sus páginas entresacamos enseñanzas muy necesarias para el mundo de hoy: una ética de vida que nos ayude a vivir en un mundo que se descompone. Porque, escribe Javier Reverte, “…los griegos construyeron una ética laica, casi clandestina, mientras tenían a sus dioses en los altares. Es el noble empeño de todas las edades: buscar la alegría desde el escepticismo, desde la desesperanza, arrojarse a los caminos del dolor con el ánimo de la libertad y de la valentía; soñar una vida mejor desde la comprensión de que casi todo es indigno; indagar en el corazón de los hombres en busca de aquello que nos hace nobles, mientras nadamos en una sucia charca rodeados de otros hombres innobles. Esta fue la gran tarea de la literatura y el pensamiento griegos, y esa será siempre la tarea de la cultura de cualquier tiempo esperanzado”

Dice Javier Reverte que este libro no pretende ser un tratado riguroso sobre el mundo griego ni competir con los especialistas en la materia; es, al contrario y únicamente, fruto de su amor por Grecia y por el legado que los griegos nos dejaron. Y debe de hacerlo muy bien Reverte, me refiero a transmitir ese amor, porque de esta sesión salimos todos con un irrefrenable deseo de viajar a Grecia, de visitar los lugares que él menciona, de recordar riéndonos las anécdotas, tan humanas y divertidas, que él nos cuenta; y por supuesto, de disfrutar de su gastronomía. Y hasta que podamos ir, la receta de la moussaka que Soco nos prometió nos ayudará a sobrellevar mejor la espera.

FOMENTO DE LA LECTURA·Recomendaciones

Encuentro literario virtual con el poeta David Hernández Sevillano

El pasado martes 23 de marzo, disfrutamos en nuestro centro de un encuentro virtual con el poeta David Hernández Sevillano. Premiado autor de importantes libros de poesía (El reloj de Mallory, XVIII Premio Emilio Alarcos de Poesía, 2020; El Arcón de los Títeres, 2018; Lo que tu nombre tiene de aventura, Premio Valencia 2017. Institució Alfons El Magnànim; El peso que nos une, XXV Premio de Poesía Hiperión, 2010, entre otros…), en esta ocasión nos hemos centrado en su faceta de escritor de literatura infantil y juvenil, ya que el encuentro estaba destinado a nuestros alumnos de 1º de ESO. Con esta actividad promovida de forma interdisciplinar por los departamentos de Biología y Geología, Lengua y Literatura y la Biblioteca del Norba, celebramos el Día Mundial de la Poesía y el Día Internacional de los Bosques, y lo hacemos leyendo poemas de su libro Arbolidades, poemas que nos recuerdan nuestros orígenes y que nos devuelven a ese estado primigenio en el que el ser humano vivía en armonía con la naturaleza. De sus textos nos llevamos una invitación a disfrutar de lo natural, del paisaje, a sentirnos parte de él; de su autor, sus palabras que nos recuerdan el valor de la diversidad, -tanto en el mundo natural como en el de los seres humanos-, la variedad de caminos y de opciones, los diferentes rostros de los hombres, de las mujeres y de los árboles, pertenecientes todos a un mismo tronco común: la vida en todas sus manifestaciones. De ambos, la invitación a vivir plenamente la vida, pues como leemos en “Carta de un árbol a una de sus semillas”,

“si a pesar de todo,

apuestas por la vida,

por crecer,

te conviene saber lo que te espera:

conocerás la luz,

las tonadas del viento,

el beso de la nieve,

el sueño del otoño

y el amor de los pájaros

como solo

quien llega hasta aquí arriba

puede hacerlo”.

Gracias a David por su generosidad y su disponibilidad, y por saber hablar el mismo idioma que nuestros chicos. Un buen trabajo de fomento y disfrute de la poesía.

Coro C.

Los alumnos de 1º de ESO A durante el encuentro virtual
Alumnos de 1º ESO A participando en el encuentro literario
Alumnos de 1º ESO C asistiendo a la videoconferencia
El cartel anunciador en el vestíbulo del Norba

FOMENTO DE LA LECTURA

Día Mundial de la Poesía y Día Internacional de los Bosques

“Hacer un poema como la naturaleza hace un árbol” (Vicente Huidobro)

Con la llegada de la primavera, el roble que plantamos en conmemoración del 50 Aniversario del Norba echa sus primeras hojas.

Una leyenda

Y la piel se hizo piel y no corteza

y la voz se hizo voz y no silencio

y el árbol echó a andar

y, más tarde, olvidó que antes fue un árbol

y los seres con ramas y raíces

lo llaman desde entonces:

mujer,

hombre

David Hernández Sevillano

Lo que sé de los árboles

Poco sé de los árboles,

apenas los rasguños

en las rodillas nuevas

o el amargo sabor de la corteza

que quedaba en las uñas

al aferrarse al tronco

para trepar con furia.

Que costaba subir es lo que sé.

Y que todo, al final,

no sé explicar por qué,

merecía la pena.

No era por ascender

y acercarse a las nubes

ni por mirar el suelo desde arriba.

Se trataba más bien

de encontrar ese hueco

donde el cuerpo encajaba

y quedarse abrazados

a la firme verdad de la madera.

Irene Sánchez Carrón

En el valle, un castaño

ha elevado sus hojas

sobre el tejado rojo de una casa

y ahora puede mirar al horizonte.

La noche entre los árboles

es una oscuridad iluminada, un silencio de pájaros

en los que confiar, una espesura

de ramas transparentes,

de pañuelos azules,

de animales benévolos.

Necesito vivir en un país

que no haya renegado de sus árboles,

necesito vivir en una tierra que envejezca a su sombra.

Basilio Sánchez

FOMENTO DE LA LECTURA

Literatura con nombre de mujer

Desde la Biblioteca y el Proyecto Librarium del Norba celebramos el 8 M reivindicando a las escritoras, las artistas plásticas, las actrices e las intelectuales de todos los campos del saber. En nuestra sala de profesores las hacemos visibles seleccionando para nuestra cesta de la biblioteca obras escritas por mujeres; decoramos el vestíbulo del centro con nombres de mujeres -escritos a mano por nuestros alumnos de 1º de ESO B- representativas de distintos ámbitos de la cultura; y también en nuestra sala de profesores, un recuerdo de este día: un tríptico titulado “Poesía con nombre de mujer”, para el que hemos seleccionado poemas de Ida Vitale, Dulce María Loynaz e Irene Sánchez Carrón. Precisamente, el poema de Ida Vitale, titulado “Fortuna”, es el que recitan nuestros alumnos de 1º ESO A en este vídeo. “Ser humano y mujer; ni más ni menos”. ¿Se puede expresar mejor el significado de la palabra “igualdad”?

Vídeopoema: Fortuna, de Ida Vitale

FOMENTO DE LA ESCRITURA

Un mito en clave femenina: la dama de noche

El mito de Apolo y Dafne explica por qué el laurel es la planta que se emplea para “laurear” a los vencedores, para coronar a los ganadores en las justas poéticas o en los juegos olímpicos; para distinguir a los grandes poetas, a los césares. Siguiendo esta estela y dentro de nuestras actividades de fomento de la escritura y de la creatividad, nuestra alumna de 1º de ESO Carmen Rubio Mancebo ha escrito un “mito vegetal” en el que desentraña la historia de la dama de noche, esa planta de aroma embriagador pero que podemos disfrutar tan solo durante unos breves momentos de la jornada. Y, sin indicación ninguna, por propia iniciativa, ha escrito una historia en clave femenina que nos habla de autoafirmación, libertad y valentía. Parece que Carmen lo hubiera escrito para un día como hoy.

“Hace siglos, Afrodita, la diosa del amor, bajó del Olimpo al mundo de los mortales y se enamoró de uno de ellos. Tuvieron una hermosa hija a la que su padre llamó Selenia. Selenia creció en Atenas, en Grecia. Aprendió a luchar cuando apenas tenía quince años, su sueño era convertirse en la mejor guerrera de la ciudad e ir a la guerra, pero nadie la apoyaba. ¿Una mujer, luchando y encima hija de la diosa del amor y la belleza? Era lo más ridículo que alguien pudiera escuchar: las mujeres sólo servían para limpiar en casa y tener hijos, según los habitantes de Atenas. Selenia pensaba que las mujeres eran muy valiosas y que podían llegar a ser mejores guerreras que los hombres. Afrodita se avergonzaba de ella y se negaba a reconocerla como hija suya. A Selenia eso la traía sin cuidado, pues nunca había respetado los valores de su madre. Ella quería ser una luchadora fuerte e independiente.

Cuando cumplió veinte años, llegó a sus oídos que un cíclope asolaba la ciudad desde hacía meses, obstruyendo el paso a Atenas. Selenia no dejó pasar esa oportunidad de demostrar su valía: se encaminó al límite de Atenas, donde se asentaba el monstruo. Después de cortarle las piernas y derribarlo, lo apuñaló en su único ojo y volvió victoriosa a la ciudad. Era increíble: una mujer había salvado a la ciudad. Con el paso de los años, Selenia se convirtió en el símbolo de las mujeres de Atenas, puesto que había cambiado el modo de verlas. Ya nadie  la llamaba estúpida o ilusa.

         Tras luchar contra Lamia, una amante de Zeus que había sido convertida en monstruo por Hera, la diosa Artemisa quedó impresionada por la valentía de una chica tan joven. Le dio su bendición y le regaló un lobo blanco y una espada de plata, que sólo podría ser utilizada una vez para matar al mayor de sus enemigos. Selenia admiraba a Artemisa más que a su madre: no se dejaba mangonear por ningún hombre y no los necesitaba para nada. Con el paso del tiempo se hicieron grandes compañeras. Selenia era una gran guerrera, era idolatrada por todas las mujeres de Atenas y, más tarde, de toda Grecia. Mató a cíclopes, basiliscos, empusas, arpías, mantícoras y sirenas, incluso destruyó a una hidra. Salvó a ciudades y a pueblos, y protegió a las mujeres del maltrato de sus maridos. Artemisa se sentía orgullosa de ella, se había enamorado de Selenia. Al alcanzar los treinta años, Afrodita se presentó delante de su hija y la desafió:

-Si tan valiente eres, viaja al país de los Arimoi y mata a Equidna, la madre de todos los monstruos.

  Artemisa intentó detenerla, pero Selenia era imparable. Como toda hija de Afrodita, su mayor defecto era el orgullo desmedido. Viajó al país de los Arimoi, en Siria, donde habitaba la terrible Equidna, una ninfa de bello rostro y con dorso humano hasta la cintura, donde se alargaba en una enorme cola de serpiente. Tras una larga lucha, Selenia atravesó a Equidna con su espada de plata, que se deshizo en polvo plateado al igual que el monstruo. La guerrera había quedado herida de gravedad y se desangró en aquella cueva, con Artemisa a su lado, cogiéndola de la mano y declarándole su amor.

A las doce de la noche, Selenia murió. Había sido envenenada por Equidna, cuyo veneno no tenía antídoto.

Artemisa, desolada, hizo crecer una hermosa planta en el lugar de su muerte: una planta que solo florecería una vez en su vida, a media noche, durante sólo unos minutos, luego se cerraría y no volvería a florecer nunca. La dama de noche“.